fisioterapia avanzada, recuperación de lesiones

Cuidado con tus pies: Las 4 lesiones más comunes

Como bien sabeis, en nuestra clínica tratamos todo tipo de dolencias y lesiones.
Pero un gran desconocido, o las lesiones que son grandes desconocidas, y que son mucho más comunes de lo que parece son las Lesiones del Pie.
Hay 4 que son las más comunes de las comunes.
Y para todas ellas tenemos tratamientos específicos para acortar y curar la dolencias.

 

Estas son las lesiones del pie más comunes

Las lesiones pueden ocurrirle a cualquier persona, pero son más habituales entre deportistas.

Las lesiones del pie pueden estar ocasionadas por muchos factores: un problema óseo, una mala postura, una pisada incorrecta, una sobrecarga… Los deportistas son más propensos a sufrirlas por la alta actividad física que realizan, sobre todo si la comparamos con aquellos que tienen un estilo de vida más sedentario.

Entre las lesiones de pie más comunes encontramos las que afectan al tobillo, pero también al empeine, a los dedos o incluso a la zona de la planta del pie.

Conoce algunas de las principales lesiones del pie

Fascitis plantar: la fascitis plantar sucede por una inflamación en el calcáneo, provocada principalmente por la repetición de traumatismos en la planta del pie. Es bastante habitual en corredores, tanto por las largas distancias de carrera como por el uso de un calzado inadecuado o por una sobrecarga de peso.

Neuroma de Morton: el neuroma de Morton afecta principalmente a los metatarsianos y se trata de una patología provocada por la degeneración del nervio digital plantar. El tipo de pisada, la sobrecarga o un tipo de calzado que comprima demasiado el pie suelen ser las principales causas que provocan su aparición.

El tobillo suele ser la zona más castigada del pie.

Bursitis retrocalcanea: entre el calcáneo y el tendón de Aquiles se localiza una pequeña bolsa cuya principal función es amortiguar el tendón. Cuando se inflama, principalmente debido a la continua fricción entre dicho tendón y la bolsa, se produce la llamada bursitis retrocalcanea. Tener una musculatura poco desarrollada, usar un calzado incorrecto o llevar un ritmo de ejercicio demasiado elevado, sin calentamiento previos, son algunas de sus causas. Se debe tener precaución para que la inflamación no derive en una rotura de la bolsa.

Esguince de tobillo: una buena parte de la población, deportista o no deportista, sufre alguna vez en su vida un esguince de tobillo. Si hablamos de lesiones del pie, seguro que esta es la primera que viene a tu mente. Este tipo de lesión está provocada por un desgarro de los ligamentos del pie. Según el nivel de inflamación y de la incapacidad o no para andar, se establecerá el grado de gravedad del esguince. Suele estar ocasionado por una pisada incorrecta, una caída, un tropiezo o una mala postura del pie en un momento determinado. Se puede curar con reposo, vendaje, masajes y algunos ejercicios enfocados a su tratamiento.

Para prevenir las lesiones del pie es importante utilizar siempre un buen calzado, calentar antes de iniciar una actividad física de intensidad elevada, evitar las sobrecargas y también las malas pisadas.

DESDE SPORTLIFE