Icono del sitio Luis Carlos Díaz Alex

SOLUCIONA TU DOLOR MEDIANTE EJERCICIO TERAPÉUTICO

SOLUCIONA TU DOLOR MEDIANTE EJERCICIO TERAPÉUTICO

El ejercicio terapéutico es la ejecución sistemática y planificada de movimientos corporales, posturas y actividades físicas, con el propósito de que el paciente disponga de medios para:

 

Beneficios del ejercicio terapéutico

Además de ser un gran aliado en la rehabilitación de lesiones, el ejercicio terapéutico también ayuda a prevenir molestias, lesiones y disfunciones.

Destacan los siguientes beneficios:

 

El ejercicio terapéutico es una técnica fundamental dentro de la fisioterapia, especialmente importante en los tratamientos en un entorno laboral, ya sea con un fin terapéutico o preventivo.
Numerosos estudios científicos¹ han demostrado la efectividad de un programa de terapia activa en rehabilitación bien diseñado y realizado correctamente, como parte del tratamiento de fisioterapia.
En patología lumbar crónica, por ejemplo, el ejercicio terapéutico activo es el tratamiento que ha demostrado más efectividad a medio y largo plazo.

 

¿Cómo planificar el ejercicio terapéutico?

El fisioterapeuta, basándose en una buena exploración, establece una serie de objetivos que  se conseguirán a través de un programa de ejercicios personalizado. Estos se adaptarán a cada fase del proceso, a las actividades que suele ejecutar la persona en su actividad diaria, a su actividad laboral, sus gustos, y, por supuesto, al estado de cicatrización del tejido lesionado y su evolución.

El fisioterapeuta es el profesional capacitado para proceder a planificar un buen calendario de planificación del ejercicio terapéutico. Tras proceder con una valoración y establecer unos objetivos concretos, selecciona los ejercicios más adecuados.

Para adaptar los ejercicios a las diferentes fases de recuperación del paciente, se puede incidir en estos aspectos:

  • La dosis (frecuencia de realización, número de repeticiones, series…)
  • La posición de la persona (tumbado, en carga,…) y el tipo de ejercicio
  • La velocidad del movimiento
  • La carga
  • El tipo de respiración
  • El medio en el que se realizará (por ejemplo: en casa, en el trabajo, al aire libre, en el agua…)

Se pueden establecer unos ejercicios para las fases iniciales, donde puede aparecer dolor y posteriormente evolucionarlos cuando los síntomas mejoren.

En la mayoría de los casos, este plan de ejercicio terapéutico deberá ser revisado y revaluado periódicamente para realizar las modificaciones que sean necesarias para conseguir así una progresión que estimule la motivación, lo que favorecerá la constancia en la realización de los ejercicios.

Como en cualquier otra técnica que se utiliza en fisioterapia, es muy importante la correcta dosificación para evitar complicaciones y conseguir los mejores resultados posibles. De ahí la importancia de la supervisión por parte de un profesional.
La comunicación entre fisioterapeuta y paciente es esencial para valorar los avances y decidir si se modifica el ejercicio o si el paciente debe seguir realizándolo.

El ejercicio terapéutico y la prevención en Fisioterapia Luis Carlos Díaz Alex

A nivel preventivo, el ejercicio terapéutico es una herramienta fundamental, de gran utilidad para la prevención de lesiones en todos los ámbitos. Adquiere gran importancia en el ámbito laboral y deportivo.
Es muy conocido el papel del fisioterapeuta deportivo en la recuperación de lesiones y quizá se habla menos de su trabajo en lo que respecta a la prevención, donde este tipo de ejercicio es una de las principales técnicas usadas.
En el ámbito laboral, el conocimiento de la biomecánica, de los gestos más empleados en cada caso y la valoración de las circunstancias de cada persona pueden ser de gran utilidad para prevenir lesiones futuras.

Técnicas del ejercicio terapéutico

Dentro del ejercicio terapéutico se encuentran técnicas como:

  • Ejercicios de movilidad activa libre
  • Ejercicio específico
  • Estiramientos miotendinosos
  • Pilates terapéutico
  • Técnicas de control motor
  • Ejercicios hipopresivos
  • Ejercicios propioceptivos
  • Ejercicios respiratorios
  • Circulatorios
  • Ejercicios de relajación
  • Ejercicios funcionales
  • Ejercicios de control postural

Encontrar el mejor momento y saber que nos aportará numerosos beneficios, siempre respetando la pauta que marque el profesional para conseguir un buen resultado.
Un programa de actividad física habitual debe formar parte de nuestro estilo de vida. Aunque los efectos no sean inmediatos, la constancia será un elemento clave para conseguir un resultado óptimo y prevenir recaídas.

Salir de la versión móvil