40 min de ejercicio fuerte por cada 10 horas sentados: la actividad física primordial para contrarrestar los efectos del sedentarismo - Luis Carlos Díaz Alex
2352
post-template-default,single,single-post,postid-2352,single-format-standard,bridge-core-2.3.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.0,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,elementor-default,elementor-kit-1300

40 min de ejercicio fuerte por cada 10 horas sentados: la actividad física primordial para contrarrestar los efectos del sedentarismo

40 min de ejercicio fuerte por cada 10 horas sentados: la actividad física primordial para contrarrestar los efectos del sedentarismo

Que nuestro estilo de vida es cada vez más sedentario es algo innegable. Muy lento, y cada vez más, hemos ido cambiando los trabajos más activos (en el campo, en fábricas, etcétera.) por otros que implicaban menos exigencia física y más tiempo sentados. Y esto lo digo a partir de la silla de mi oficina en mi propia vivienda. Inevitablemente, esto ha afectado al número de horas cotidianas de actividad física que hacemos.
Si a esto le sumamos que varios vivimos en localidades monumentales en los cuales la movilidad caminando es complicada y que el carro y transporte público nos ha traído muchas comodidades, poseemos las bases perfectas para movernos bastante poco. El problema es que el sedentarismo está referente con un aceleramiento del envejecimiento, más grande peligro de fallecer prematuramente, crecimiento del peligro de sufrir diabetes tipo 2 y patologías cardíacas, entre otras cosas.
Entendemos que parte de la solución para minimizar dichos peligro pasa por movernos más. ¿Pero cuánto más? ¿Cuánto tiempo de ejercicio se debe hacer para contrarrestar los efectos de suceder un extenso tiempo sentados? Una reciente averiguación, publicada en British Journal of Sports Medicine podría tener la contestación. Este análisis encuentra que 40 min de ejercicio físico de profundo de moderado a vigoroso por cada 10 horas que pasemos sentados puede ser suficiente.
Este análisis se apoya en un metaanálisis de 9 indagaciones diferentes, con un total de 44.370 personas relacionadas de 4 territorios. Se analizó la información y datos de estas personas durante entre 4 y 14,5 años. Una de las particularidades de esta indagación es que para medir los tiempos de actividad física y de sedentarismo se tuvo presente la información ofrecida por diferentes dispositivos portátiles y no datos autoinformados. Esto provoca que la información sea más objetiva y algo más fiable.

Lo cual encontraron ha sido que la media de tiempo que pasaban dichos competidores llevando una vida sedentaria correspondió a entre 8,5 horas y 10,5 horas. Sin embargo, la era dedicado al ejercicio físico de moderado a vigoroso correspondió a entre 8 min al día y 35 min al día, de media. El peligro de mortalidad incrementaba a media que incrementaba la época sedentario y reducía el de ejercicio físico.
Además de aquello, en los individuos que hacían entre 30 y 40 min de actividad física de moderada a vigorosa al día, no se observaron diferencias en el peligro de mortalidad entre esos que pasaban más tiempo sedentario y los que menos. Además de esto, cualquier tipo de actividad física, como estar parado, subir por las escaleras, hacer recados a pie, etcétera., parecían contribuir a minimizar la interacción entre sedentarismo y mortalidad.