Cómo tratar y actuar ante el dolor cervical y 5 consejos para evitarlos - Luis Carlos Díaz Alex
1577
post-template-default,single,single-post,postid-1577,single-format-standard,bridge-core-2.3.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.0,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,elementor-default,elementor-kit-1300

Cómo tratar y actuar ante el dolor cervical y 5 consejos para evitarlos

Cómo tratar y actuar ante el dolor cervical y 5 consejos para evitarlos

El término «cervicalgia» coloquialmente conocido como “dolor de cuello”, es un término que describe una “algia o dolor en la región cervical”.
Si analizamos bien, en nuestra sociedad tan avanzada cada vez hacemos menos esfuerzo físico y aun así las lesiones en el sistema músculo-esquelético son cada vez más frecuentes: tendinitis, contractura e incluso lesiones graves como las hernias discales acechan día a día.
Con el avance de la tecnología los trabajos se han simplificado; sin embargo los niveles de estrés han aumentado, lo que nos lleva a pensar que la causa de estos dolores es el estrés.
 

Cervialgias: cómo tratar y actuar ante el dolor cervical

Las claves para actuar ante el dolor que causan las cervialgias y los ejercicios para prevenirla

La columna cervical es una de las estructuras más frágiles de la espalda, cuya principal función es la de proteger la médula espinal y sostener la cabeza. Está formada por siete pequeños huesos llamados vértebras cervicales, que se diferencian por altas y bajas, y que junto a un sistema ligamentoso y muscular ayudarán a dar estabilidad y equilibrio.
La cervicalgia es un dolor localizado en la zona de la nuca que recorre desde el cuello hasta los hombros pudiendo irradiar hasta el brazo y la mano. Puede aparecer por diversos motivos:
• Cuando dormimos con el cuello mal alineado (almohadas muy altas o muy bajas que impiden una correcta postura).
• Posturas mantenidas durante largos periodos de tiempo frente al ordenador, tablet o móvil.
Prácticas deportivas con giros bruscos de cuello o falta de técnica en los gestos deportivos.
• Tensión muscular provocada por estrés o por sobrecarga.
Problemas en la articulación témporo-mandibular (como puede ser una mala mordida, apretar y rechinar los dientes).
Movimientos muy bruscos que sobrepasan el rango articular como caídas (deportivas o de cualquier otro tipo), frenadas bruscas (por un movimiento deportivo, un accidente de tráfico, etc.).
Enfermedades degenerativas (artrosis, artritis, hernias, protusiones).
Son más propensas a sufrir cervialgias las personas que trabajan de forma sedentaria y sin cuidar su postura, por ejemplo, si pasas muchas horas delante del ordenador o la tableta. Aparece frecuentemente en deportistas que realizan giros, frenadas o caídas bruscos.
También puede aparecer si aumentas repentinamente tu carga de entrenamiento.
La mejor manera de prevenir este problema es hacer los estiramientos adecuados y realizar ejercicio regularmente; aumentando su intensidad y duración de modo progresivo.
Una vez que la cervialgia ha aparecido, lo más recomendable es acudir al fisioterapeuta. El tratamiento que ofrece más garantías es la combinación de varios, pudiendo destacar la terapia manual, acupuntura, punción seca y electroanalgesia.
Debemos consultar al especialista si notamos pérdida de sensibilidad o de fuerza en las manos, mareos, vértigos, un dolor prolongado en la región cervical o dolor constante que no cede ni en reposo ni en movimiento.
+5 consejos para prevenir el dolor de espalda

Ejercicios para prevenir la cervialgia

1. Estiramientos
A. Gira el cuello y mantén 5 segundos a cada lado. Repite 3 veces

B. Inclina el cuello lateralmente. 5 segundos a cada lado. Repite 3 veces

C. Inclina el cuello hacia delante y atrás

2. Potenciación
A. Empuja hacia el lateral contra la resistencia de la mano. 5 segundos a cada lado. Repite 3 veces

B. Empuja hacia atrás 5 segundos. Descansa y repite 3 veces
C. Empuja hacia delante, 5 segundos. Descansa y repite 3 veces

3. Estiramientos
Repite los estiramientos del punto 1.
 
GRACIAS SPORTLIFE