coronavirus, desescalada confinamiento, ejercicio, noticias

Hay que andar después del confinamiento: Y si es descalzo mejor

No solo de deporte vive la salud. Con una buena sesión diaria de andar es más que recomendable.
Puede ser que no sea suficiente, pero sigue siendo una de las actividades físicas más recomendables y saludables a la hora de elegir deporte.
Y si es descalzo, pues muuuucho mejor. Abajo, las razones de porqué.

 

Por qué debemos caminar descalzos tras el confinamiento

Un informe elaborado por Fundación Podoactiva, con datos de 11 provincias, refleja una reducción del 49% respecto al mismo mes del año pasado, lejos del baremo de los 10.000 pasos mínimos diarios recomendados por la OMS

El confinamiento de estas semanas ha tenido, como era de esperar, un fuerte impacto sobre la actividad física de la población española. Las restricciones a la movilidad impuestas por la pandemia han provocado, entre otras consecuencias, un notable descenso del número de pasos diarios efectuados por los españoles, que en abril fue del 49% respecto al mismo mes del año anterior. Durante el pasado abril, los ciudadanos completaron una media de 3.829 pasos cada día, por los 7.409 registrados en abril de 2019. Así se desprende de un informe elaborado por la Fundación Podoactiva con datos recabados en 11 provincias españolas a hombres y mujeres de edades comprendidas entre los 23 y los 65 años.

La cifra registrada el pasado abril se sitúa también lejos del baremo de los 10.000 pasos mínimos al día que aconseja la Organización Mundial de la Salud (OMS) para cumplir con la actividad física recomendable.

El análisis, realizado por la fundación de la compañía oscense, líder en podología y biomecánica con 150 clínicas en España y otras 12 repartidas por siete países, revela, además, que la reducción es más acusada cuanto mayor es la edad. Así, las personas por encima de 50 años son las que más han disminuido su volumen diario de pasos, con un descenso el mes pasado del 68% respecto a abril de 2019; seguido de quienes tienen entre 40 y 50 años, con un 55%; los que se sitúan entre 30 y 40 años, con un 45% y los ciudadanos de menos de 30 años, con un 43%.

Los datos, tomados en 11 provincias (Asturias, Huesca, Navarra, Guadalajara, Madrid, Valladolid, Zaragoza, Alicante, Mallorca, Castellón y Sevilla), muestran también claras diferencias entre las zonas geográficas analizadas. De esta forma, el desplome es más agudo en la Meseta Central del país y territorios colindantes (Madrid, Guadalajara, Valladolid o Zaragoza), con un 66% de disminución de los pasos, que en la franja oriental (Alicante, Castellón y Mallorca), con una reducción del 40%; la parte más septentrional (Asturias, Huesca o Navarra), con una caída del 35% y la zona sur (Sevilla), con un retroceso del 26%.

Consejos para un buen cuidado de los pies

La limitación de la actividad física y la menor movilidad general de la población durante estas semanas han desembocado en una reducción importante de la actividad del pie, compuesto por 28 huesos y 33 articulaciones y acostumbrado, según otras estimaciones, a dar una media de tres millones de pasos al año. Para paliar los efectos de esa reducción del movimiento, constatado con los datos citados anteriormente, se aconseja seguir una serie de hábitos encaminados a garantizar la buena salud de los pies.

Uno de ellos es caminar descalzo por la casa al menos una vez cada día. Se trata de un hábito sencillo que ayuda a liberar estrés, a estimular la musculatura de los pies y a mejorar la circulación sanguínea. Además, la hidratación de la piel del pie, cada noche y con cremas específicas, evita la aparición de grietas o descamaciones y minimiza las posibilidades de infección por microorganismos. En este sentido, la compañía oscense también recomienda un lavado diario de los pies, con un cuidadoso secado, con el objetivo de evitar las apariciones de hongos.

El calzado también juega un papel muy importante en la buena salud del pie. Se recomienda la elección de uno adecuado a cada época del año, flexible y transpirable, con un contrafuerte semirrígido en el talón y sujetos al tobillo. El uso de suelas planas y puntas estrechas está desaconsejado por su capacidad para provocar la aparición de juanetes. Además, otra de los hábitos recomendados es la apuesta por calcetines fabricados con materiales naturales como el algodón, que permiten la correcta transpiración del pie y favorecen la evaporación del sudor.

 

DESDE SPORTLIFE