maquinaria

INDIBA ACTIV

La radiofrecuencia INDIBA ® está reconocida en la actualidad como uno de los tratamientos más rápidos y efectivos en patologías agudas, crónicas o musculares entre otras muchas.

Se trata de un tratamiento regenerativo e inocuo de última tecnología que actúa en el organismo a través de ondas de radiofrecuencia. Se centra principalmente en acelerar los mecanismos naturales de reparación del tejido para que el paciente se recupere lo antes posible.

¿En qué consiste INDIBA® Activ?

Esta técnica se caracteriza principalmente por actuar de una forma natural y no invasiva desde el interior del tejido biológico. De esta manera activa los procesos antiinflamatorios y de reparación del tejido de nuestro propio organismo.

Se basa en elevar la temperatura de los tejidos sobre los que se trabaja a través de corrientes eléctricas de alta frecuencia. Algo que permite estimular las células dañadas o deterioradas por una lesión o por el paso del tiempo y recuperar sus funciones fisiológicas.

Este aumento de la temperatura provoca, además, una dilatación en los vasos sanguíneos y, por tanto, un aumento en la circulación arterial. Lo que provoca una mejora en la oxigenación de los tejidos.

Cabe destacar, en este momento, que el tratamiento es totalmente inocuo. Por lo que el aumento de la temperatura se realiza de forma segura y de manera no invasiva.

Resultados desde la primera sesión

Gracias al poder y a la eficiencia de la INDIBA® la minoración del dolor es inmediata y el tiempo de restauración disminuye significativamente.

Los pacientes consiguen resultados tangibles desde la primera sesión, con una mejora inmediatamente y una reducción evidente de las zonas inflamadas, lo que lleva a una rehabilitación más efectiva. Un programa de pocas sesiones de tratamiento es suficiente para la recuperación total.

Reducción del tiempo de la terapia: La ausencia de dolor permite un tratamiento profundo, favoreciendo una aceleración en la restauración, la reducción del dolor y unos resultados más estables. El estímulo continuo de energía causada por INDIBA® acorta los periodos de recuperación.

No tiene efectos secundarios: El aumento uniforme de la temperatura generada por el electrodo está libre de efectos secundarios y de recalentar los tejidos. En consecuencia, la terapia, aun se puede repetir múltiples veces durante el mismo día, lo que favorece la aceleración del tiempo de restauración.

Aplicaciones

La terapia con la Tecnología INDIBA® complementa el trabajo rehabilitador en la recuperación de esguinces, lesiones tendinosas, tendinitis y bursitis, traumatismos y distensiones, y artralgias crónicas de diversas etiologías.

Es activa en varias formas de desmineralización ósea y en algunos programas de rehabilitación postoperatoria, como después de la implantación de prótesis articulares.

Condropatía rotuliana

Muchos afectados por esta dolencia también denominada “rodilla del corredor”, especialmente atletas, pueden complementar su tratamiento con esta técnica. Se genera una endotermia en el tejido intersticial, entre el tejido cartilaginoso y la superficie ósea de la articulación femoropatelar, que es beneficiosa para el paciente.

Coxartrosis

El dolor producido por la artrosis de cadera provoca importantes problemas de movilidad, ya que aumenta cuando el afectado se pone en movimiento. Con este sistema se trata el deterioro cartilaginoso a nivel de la cabeza del fémur.

Algias crónicas

Esta terapia permite una mayor nutrición de los discos intervertebrales que aumenta el efecto amortiguador en caso de microtraumatismos. El tratamiento se aplica también a lo largo de las cadenas musculares paravertebrales, para resolver la contractura muscular refleja instaurada y facilitar un trabajo de movilidad.

Capsulitis retráctil

El tratamiento sobre el bíceps braquial, el deltoides y el tríceps braquial promueve la normalización del tono muscular del brazo.

Pubalgia crónica

Esta dolencia es la expresión de síntomas dolorosos localizados en el área del pubis, con irradiaciones hacia los abductores, los abdominales y los arcos crurales. Con la aplicación de esta terapia se produce una interacción profunda sobre las estructuras de la sínfisis púbica y las inserciones de la musculatura pélvica, -abductores-, así como sobre la inserción del recto del abdomen.

Espolón calcáneo

Aplicando esta técnica sobre la región plantar del calcáneo, se consigue mejorar la movilidad de la articulación tibiotarsiana, bloqueando la precipitación de oxalatos a nivel de los tejidos peritendinosos. El masaje de la planta del pie también mejora la elasticidad de los músculos plantares.