deporte desescalada, fisioterapia avanzada, noticias, salud y bienestar

La velocidad no es primordial: lo importante es dar pasos

Cómo tiene que ser según nuestra lógica, lo realmente importante para mantener una buena salud es caminar. Caminar mucho sin tener en cuenta la velocidad.
Pero muévete que tu cuerpo lo va a agradecer.
No en vamo venimos de antepasados nómadas y nuestro cuerpo aún no ha evolucionado para estar sentados sin hacer nada de nada: necesita moverse para estar bien!!
Vamosss!!

 

 

A la hora de cuidar nuestra salud cardiovascular, es más importante el número de pasos que damos que la velocidad

 

En los últimos años hemos podido escuchar numerosas veces cómo se recomendaba aumentar el número de pasos para mejorar nuestra salud. Desde la OMS se han recomendado caminar al menos unos 10.000 pasos al día para mantener una salud adecuada. Sin embargo, sabemos que se trata de una cifra recomendada y que puede variar dependiendo de cada persona.

La pregunta, sin embargo, es la importancia que tiene la velocidad de los pasos en su efecto en nuestra salud. Ahora, una nueva investigación publicada en la revista JAMA encuentra que, en lo que a salud cardiovascular se refiere, importaría más la cantidad total de pasos que damos que la intensidad o velocidad a las que los damos.

Para llevar a cabo la investigación contaron con alrededor de 5.000 personas con una edad media de 57 años. Para realizar el estudio, los participantes llevaron, a lo largo de 10 años, un acelerómetro durante unas 14 horas al día, unos 5 días a la semana, que media el número de pasos que daban y a la velocidad que los daban.

Lo que encontraron fue que dar entre 8.000 y 12.000 pasos al día estaba asociada con un menor ratio de mortalidad – por causas como el cáncer o enfermedad cardiovascular – , en comparación con aquellas personas que daban 4.000 pasos diarios.

En cualquier caso, también encontraron que en aquellas personas que daban más pasos, no se daba una diferencia en la reducción de mortalidad independientemente de la velocidad a la que caminaran. Es decir, el hecho de dar más pasos por minuto no influiría en el efecto de los pasos sobre nuestra salud general.

Aunque se trata de una primera aproximación y sería necesaria más investigación, parece que, aunque caminemos despacio, lo realmente importante es el número de pasos que damos.

 

DESDE VITONICA