fisioterapia avanzada, noticias, salud y bienestar, tratamiento fisioterapia

Las opiniones y su seguridad hablan sobre este tratamiento: La presoterapia

En Fisioterapia Luis Carlos Díaz Alex contamos con las últimas innovaciones en salud y las más recientes técnicas.
En este caso, hablamos de la Presoterapia.

La presoterapia es una de las técnicas que ayuda a mejorar la salud, es de los tratamientos más seguros y con más tiempo y es por lo que la convierten en un indispensable de los centros médicos.

¿Qué es la presoterapia?

La presoterapia se centra en  mejorar la circulación de la linfa. Este hecho reside en el hecho de que es la encargada de transportar los desechos y toxinas generadas en el proceso de nutrición de las células hasta el torrente sanguíneo, que posteriormente las lleva al sistema excretor para su eliminación.
A veces, la linfa no circula adecuadamente en puntos concretos de los vasos linfáticos y produce edemas, lo que favorece la acumulación de grasas y dificulta la regeneración natural de los tejidos.

Es aquí donde la presoterapia incide muy positivamente en la recuperación y mejora. Esta es una técnica que consiste en la aplicación de presión positiva, generada por un dispositivo, sobre diferentes zonas del cuerpo, con el objetivo de favorecer la circulación del flujo sanguíneo y linfático. El dispositivo consiste en un conjunto de cámaras de aire separadas que se colocan alrededor de las zonas y extremidades donde se quiere aplicar la presión. Las cámaras se inflan y desinflan de forma continua, lo que ejerce un efecto de bombeo sobre los vasos linfáticos y el sistema circulatorio.

¿Quiénes se aplican presoterapia?

Hay muchas personas y colectivos qeu se benefician de esta técnida: desde personas normales, hasta atletas de élite, pasando por deportistas, profesionales con riesgo de alteraciones en la circulación, etc..

Este tratamiento es recomendable para aquellas personas que sufren de alteraciones en la circulación a nivel venoso o linfático, así como los que presenten insuficiencia venosa, tenga varices, padezcan de linfoedemas o de edemas postraumáticos.

También se torna ideal para las personas que suelen acumular grasa en las zonas de los glúteos y piernas ocasionando las molestas celulitis. En este caso la presoterapia ayuda a romper la grasa y eliminar las toxinas a través de la presión de aire.

Los deportistas también recurren con mayor frecuencia al empleo de la presoterapia luego de los entrenamientos o de alguna competición en la que haya participado, ya que el tratamiento es basado en la presión neumática permitiendo recuperar y relajar los músculos activando mejor la circulación sanguínea y evitando futuras lesiones por el sobreesfuerzo realizado.

Beneficios de la presoterapia

Al mejorar la circulación del sistema linfático y del torrente sanguíneo, la presoterapia tiene una serie de efectos positivos que repercuten sobre diferentes partes del organismo:

  • Mejora el aspecto de la piel y combate la celulitis: Esto se debe a que la presoterapia mejora la circulación, eliminando las posibles retenciones de líquido linfático y activando el sistema circulatorio, por lo que aumenta el oxígeno en la sangre y se produce una mayor nutrición de los tejidos, favoreciendo la regeneración celular.
  • Combate la hipertensión arterial: La eliminación de retenciones en la circulación de la linfa y la activación del sistema circulatorio ayuda a reducir la presión arterial.
  • Ayuda a eliminar toxinas: La linfa es la encargada de transportar las sustancias de desecho de las células hacia la sangre; al favorecer la circulación, la linfa podrá eliminar mejor los residuos metabólicos.
  • Alivia el cansancio y la pesadez en las extremidades: Además, también ayuda a reducir la inflamación derivada de la acumulación de líquidos.
  • Elimina edemas y linfoedemas: En algunas ocasiones, la presoterapia está indicada para eliminar los edemas de una cirugía, una lesión (edema causado por un esguince),  o de intervenciones como una liposucción; esto es debido a que ayuda a reabsorber el líquido producido por la lesión en cuestión.
  • Refuerza el sistema muscular: La presoterapia ayuda a tonificar y estimular los músculos y articulaciones, a la vez que refuerza los tejidos conectivos.
  • Alivia el estrés: Al estimular los puntos nerviosos motores, ayuda a aliviar el estrés y la tensión, reduce los espasmos musculares y produce bienestar y relajación.
  • Aumenta las defensas del organismo: Los ganglios linfáticos son estructuras que actúan como depuradoras de la linfa, ya que interceptan agentes patógenos y los elimina. Al mejorar la circulación de los vasos linfáticos, los ganglios mejoran su función y se refuerza el sistema inmunológico.

Contraindicaciones de la presoterapia

La presoterapia no está indicada en determinados casos porque puede agravar ciertas afecciones y patologías, por lo que, si se sufre alguna de estas enfermedades, se debe consultar el uso de la presoterapia con un especialista. Esta técnica no está recomendada en casos de:

  • Insuficiencia cardiaca: Al activar la circulación, la presoterapia exige un mayor esfuerzo cardiaco.
  • Pacientes oncológicos.
  • Tensión baja: La presoterapia reduce la presión arterial, por lo que no es recomendable someterse a una sesión si se sufre hipotensión.
  • Infecciones graves: La activación de la circulación también ayuda a que si hay infecciones en una zona, se propaguen por el resto del organismo.
  • Embarazo: En estos casos es conveniente consultar con un especialista antes de someterse a esta técnica.