maquinaria

Ondas de choque radiales

ONDAS DE CHOQUE

La terapia de Ondas de Choque resuelve afecciones que de otra manera podrían requerir cirugía como espolón calcáneo o calcificaciones en el hombro sin necesidad de analgésicos. Esto, aunado a ser una terapia no quirúrgica, sin necesidad de analgésicos, hace que sea una terapia ideal para acelerar la recuperación y curar diversas indicaciones que causan dolor agudo o crónico.

Las ondas de choque resultan efectivas en fisioterapia en el 90% de los casos. Por lo que, solo en el 10 % resulta necesario utilizar otro tipo de terapias.

La aplicación de las ondas no se realiza de una sola vez, si no que las sesiones se realizan a lo largo del tiempo. En especial, es importante que se deje el tiempo necesario para que los tejidos puedan dar una respuesta reparadora.

Tratamientos indicados para las ondas de choque

Como hemos indicado anteriormente, son muy efectivas en caso de dolores crónicos, como ocurre con los hombros, todo tipo de lumbalgias o puntos gatillo, entre otros.

Pero, además, se utilizan para disolver calcificaciones, como en caso de espolón calcáneo o artrosis.

  • Rodilla de saltador
  • Hombro doloroso
  • Epicondilitis Lateral
  • Fascitis Plantar
  • Dolor insercional
  • Tendinopatía crónica
  • Síndrome de estrés medial de la tibia
  • Calcificaciones
  • Dolor de cadera

En general, se aplican entre 3 y 5 sesiones, dejando entre 3 y 10 días entre medias, según el tipo de problema, la respuesta de los tejidos y la tolerancia del paciente. Indicamos esto último, porque durante las sesiones puede experimentarse una cierta incomodidad. Si bien, no suelen exceder de cinco minutos.