noticias, prevención, salud y bienestar

Vamos con las plantas medicinales: La Fitoterapia

En la clínica siempre adoptamos por un tipo de tratamiento qeu esté muy relacionado con todo lo que hacemos, vivimos y realizamos en nuestra vida cotidiana. Las patologías no vienen porque sí, y una pastilla, muchas veces, no eliminan la causa, solo el dolor.
Hoy vamos con los remedios dietéticos por curación por plantas como una forma de remedio natural(no confundamos con homeopatía).

Plantas medicinales, naturalmente

De todos los remedios dietéticos ahora sólo nos vamos a fijar en la fitoterapia (curación por las plantas) ya que ésta constituye el primer escalón de la medicina con remedios naturales.

No vamos a preocuparnos de la contemporaneidad de los remedios que citamos a continuación, al tratarse de soluciones ancestrales en nuestra sociedad, sino de que con ellos podemos actuar utilizando la llamada “medicina blanda”, libre de efectos secundarios y muy apropiada para emplearse como parte de la dieta de un deportista.

El gesto de prepararse una “pócima” a base de plantas ya va siendo habitual en muchos hogares, pero lo primero que debemos conocer es cómo se pueden preparar las diferentes hierbas, plantas o frutos para sacar de ellos el mayor partido.

Flores de caléndula

Infusión

Esta forma de preparar tisanas se lleva a cabo cuando empleamos las partes blandas de una planta (hojas, flores o tallos). Para su correcta elaboración debemos llevar el agua hasta el punto de ebullición, tras lo que la verteremos sobre ella la porción de planta escogida dejando la mezcla reposar, tapada, durante 10/20 minutos.

Decocción

Cuando queremos extraer los principios activos de las partes duras de una planta (tronco, raíces o frutos) debemos someterla a un proceso de cocción a temperatura cercana a la ebullición durante un período de tiempo que puede oscilar entre los 10 minutos y varias horas. El procedimiento es sencillo: cuando el agua rompe a hervir añadimos la especia y reducimos el fuego, tapando el recipiente para minimizar la evaporación de principios activos, hasta completar el proceso.

Maceración

Mediante este proceso extraemos los principios activos de una planta disolviéndolos en frío durante el transcurso de varias horas. El líquido empleado como medio disolvente puede ser agua, alcohol, aceite…, dependiendo de la naturaleza del principio activo que queramos extraer.

Para macerar una planta la sumergimos en el líquido correspondiente, la tapamos y la dejamos al sereno un mínimo de 10/12 horas. Este proceso no se puede prolongar demasiado tiempo ya que la mezcla puede estropearse debido a la fermentación de sus componentes.

Tintura

Esta es una preparación líquida obtenida por la acción disolvente de mezclas, generalmente hidroalcohólicas (agua + alcohol), sobre plantas a temperatura ambiente. Esta forma de obtener los principios activos de una planta la podemos considerar una preparación galénica, entrando de lleno en la formulación magistral (farmacia galénica).

Para conseguir la tintura de una o varias plantas lo primero que debemos preparar es el líquido hidroalcohólico, mezclando para ello agua y alcohol etílico en una proporción aproximada del 20% de alcohol. A continuación sumergimos la planta y la mantenemos en un envase cerrado, fuera de la luz, durante varios días (entre 7 y 15).

Sólo es recomendable preparar tinturas cuando poseamos los datos exactos de las proporciones a utilizar.

Las tinturas son muy empleadas para fabricar linimentos de masaje a base de plantas. Un ejemplo claro de ello es el célebre alcohol de romero.

Jarabe

Es una preparación líquida, obtenida por la disolución de una gran cantidad de azúcar (o miel) en agua, de una planta después de haberla sometido a una infusión o cocción. La concentración de azúcar en el agua suele ser superior al 50%.

Es una buena forma de preparar especies vegetales de sabor muy contrastado (amargas, ácidas…). El azúcar actúa como conservante natural de la mezcla pudiéndose mantener ésta durante largo tiempo en buen estado, a diferencia de las infusiones o cocciones que se estropean a las pocas horas de haber sido preparadas.

Extracto de salvia

El reino de las plantas

Desde tiempos inmemoriales la preparación de brebajes a base de plantas silvestres ha formado parte de nuestra cultura. Unas veces se pretendía tan solo obtener una bebida sabrosa para acompañar tras una comida o momentos de reunión y en otras ocasiones se buscaban remedios curativos frente a dolencias de la más diversa índole.

No debemos olvidar que en las plantas se encuentra el origen de la farmacopea moderna, aunque en la evolución, cuando se ha utilizado el extracto o la concentración de los principios activos de algunos vegetales, se ha perdido la filosofía de la inocuidad, llegando incluso a fabricarse productos con efectos nocivos cuando se utilizan en dosis muy concentradas.

Aceites esenciales, taninos, glucósidos, mucílagos, flavonoides… son extraídos de diferentes preparaciones industriales de las plantas medicinales, para concentrarlos en forma de pastillas, cápsulas o jarabes. Esos principios activos mantienen la eficiencia cuando tomamos una infusión, pero con la ventaja de no perjudicarnos debido a su baja concentración.

Del sauce se extrae el ácido salicílico (antiinflamatorio-Aspirina), de las flores de la digital la digoxina (cardiotónico), de las hojas de sen las antraquinonas (laxantes), de la caléndula se obtiene el cariofileno (antiséptico), de las flores de echinacea se consigue el ácido fenólico y aceite de borneol (inmunomoduladores), de las raíces de ginseng glucósidos terpénicos (estimulantes)…. Y así hasta lograr miles de productos específicos utilizados para la confección de las más modernas medicinas

Flores de echinacea

LAS INFUSIONES MÁS POPULARES

Planta Propiedades
Albahaca Digestiva, relajante
Aloe vera Piel, herida
Anís verde (semillas) Gases, digestivo
Boldo Tónico hepático
Caléndula Piel, cicatrices
Cebollino Digestiva
Cola de caballo Diurético, cauterizante
Eneldo Gases, apetito
Genciana (raiz) Digestivo y cauterizante de úlceras estomacales
Hinojo Gases, ojo, dietas
Laurel Digestiva, diurética
Lavanda Ansiedad, herida
Malva Espectorante, sedante
Manzanilla Digestiva, inflamación
Melisa Calmante, sudor
Menta Refrescante, relajante
Orégano Gases, digestiva, dolor
Perejil Diurética, ojos
Romero Energía, infección
Salvia Infección, sudor, mente
Tila Sedante, sudorífico
Tomillo Infección, tos, energía

 

DESDE SPORTLIFE