maquinaria

VENDAJE NEUROMUSCULAR O KINESIOTAPING

VENDAJE NEUROMUSCULAR O KINESIOTAPING EN FISIOTERAPIA

El vendaje neuromuscular también se conoce como kinesiotaping, vendaje neuromiofascial o medical taping.

La técnica del vendaje neuromuscular fue originalmente desarrollada en Japón y Corea a finales de los años 70 por los Doctores Kenzo y Murai. Se basaron en principios de la kinesiología y quiropraxia, para tratar problemas musculares, linfáticos y de la fascia. No obstante, las técnicas son continuamente revisadas y mejoradas tanto en Europa como en los EEUU. Llegó a EEUU en 1995 y a Europa a finales de los años 90 (Alemania y Holanda), introducido por Alfred Nihuis, futbolista.

A España llegó a principios de 2000, donde la Asociación Española de Vendaje Neuromuscularse se dedica a la enseñanza de técnicas de vendaje neuromuscular para fisioterapeutas y médicos, además de promover el desarrollo de la técnica y la realización de trabajos y estudios científicos sobre la misma.

El Vendaje Neuromuscular en afecciones neurológicas, es una herramienta de tratamiento muy útil, con resultados muy buenos que tiene pocas contraindicaciones y efectos secundarios, y que además tiene la característica que es compatible con cualquier otro tipo de tratamiento.
Cada día son más los profesionales sanitarios (fisioterapeutas, podólogos, logopedas, médicos rehabilitadores…) formados en este método de vendaje, en el que se utiliza un material de algodón elástico y adhesivo con diferentes colores (azul, rosa, beige, negro…) conocido como Vendaje Neuromuscular o Kinesiotaping.
Las bases de aplicación fueron sentadas en los años setenta en Asia (Corea y Japón) por el Dr. Kenzo Kase y del Dr. Murai. En 1995 el kinesiotaping llega a EEUU y a principios de 2000 llegan a España. En los últimos años ha aumentado el número trabajos de investigación sobre el vendaje neuromuscular y sus efectos terapéuticos en diferentes ámbitos, siendo esto un paso adelante para el desarrollo de nuevas aplicaciones en pacientes con afectación del sistema nervioso central tanto en adultos como en niños.
Una de sus mayores ventajas es que este tipo del vendaje ayuda a nuestro organismo a activar su propio proceso de “reorganización” sin alterar la movilidad y a la vez facilita la circulación y disminuye el dolor. El vendaje da la información y es el cuerpo quien la interpreta y actúa.

¿Cómo actúa el Vendaje Neuromuscular?

El vendaje neuromuscular utiliza un esparadrapo elástico que influye en músculos, tendones, ligamentos, articulaciones y sistema nervioso. Optimiza la circulación linfática y sanguínea para recupera la capacidad de “autocuración” del cuerpo.
Por eso, el vendaje neuromuscular ayuda a nuestro organismo a activar su propio proceso de regeneración sin alterar la movilidad y facilitando la circulación.
Es por tanto un método completamente natural y compatible con cualquier otra terapia.

Aplicaciones del Vendaje Neuromuscular

Se aplica en lesiones que afectan la movilidad y la sensibilidad de origen central o periférico, ya sea en lesiones por accidente cerebrovasculares, problemas degenerativos, lesiones congénitas… pues lo que se busca es mejorar la función y mantener el efecto conseguido durante el tratamiento rehabilitativo especifico.
Tanto en afecciones neurológicas como traumatológicas lo utilizamos con el objetivo de estabilizar y proteger articulaciones, mejorar la actividad de la musculatura, mejorar la propiocepción, aliviar el dolor y para disminuir edemas y problemas circulatorios.
Se utiliza en lesiones o afecciones como la tendinitis (tendinitis del supraespinoso, fascitis plantar,…), esguinces (tobillo, muñeca…), disminución de la circulación linfática (edemas linfáticos), contracturas, dolores musculares, parálisis facial, subluxación en miembro superior hemipléjico hipotónico, falta de tono en la faja abdominal,…

Los campos de actuación más importantes del vendaje neuromuscular o kinesiotaping son los siguientes:
• Deporte
• Rehabilitación
• Pediatría
• Traumatología
• Reumatología
• Neurología
• Ginecología
• Post-cirugía
• Fisioestética
• Podología

Beneficios del Vendaje Neuromuscular

Se aplica en gran diversidad de técnicas para complementar el tratamiento y hacerlo más especifico y completo.
Entre las herramientas más usadas encontramos el vendaje neuromuscular que puede ser aplicado también de manera muy satisfactoria en el paciente con afectación del sistema nervioso.
Para ello se deben conocer sus principios de aplicación y debe ser aplicado por un profesional que es el que realizará un razonamiento clínico para usar en cada caso la técnica y la localización más adecuada. Existen además una serie de contraindicaciones que deben ser conocidas para no crear ningún tipo de reacción no deseada.
Los beneficios que podemos obtener son múltiples gracias a su acción biomecánica, exteroceptiva, neurorefleja, analgésica y circulatoria.
El material con el que se realiza es un tape elástico de algodón 100% con un adhesivo hipoalergènico y que se encuentra disponible en varios colores. Modificando su forma, tensión y dirección de aplicación podemos influir sobre distintas condiciones. Lo hemos aplicado en la mayoría de las patologías que tratamos como Traumatismo craneoencefalico, ictus, Parkinson, Ataxias , Parálisis Cerebral Infantil , ELA, Esclerosis múltiple, Lesiones medulares…

Concretando, podemos comentar las últimas experiencias que hemos tenido con buenos resultados en distintas situaciones:
• Mejoria de la postura activando la musculatura de la columna en paciente con ataxia.
• Ayuda a la activación de la musculatura abdominal para mejorar la marcha en paciente con PCI.
• Facilitación de la manipulación fina para favorecer actividades como la escritura, ponerse los cordones…
• Protección en subluxaciones de hombro en paciente con dolor de hombro por debilidad muscular después de ictus.
• Edema en tobillo en paciente con ictus
• Ayuda a la hora de levantar el pie durante la marcha evitando el roce con el suelo.
La ventaja de la técnica es que es compatible con cualquier otro tratamiento por lo que es un complemento ideal para que se prolongue el efecto de la sesión de Fisioterapia.

El vendaje McConnell:

Consiste en la aplicación de una tira de tape con el cual se trata de corregir la alineación de la rótula, en el sentido en que se encuentre la alteración. Este tipo de vendaje reduce la sintomatología en un 50%, permitiendo la realización de actividad fisioterápica de forma apropiada e indolora. Es utilizado a lo largo de todo el día, retirándolo en la noche. Se recomienda que su uso sea por un tiempo breve, en lugar del uso prolongado, con el fin de resguardar la articulación para que tenga lugar la homeostasis y la curación de los tejidos. Su utilización acompaña a los ejercicios de potenciación hasta que la realización de éstos sea indolora sin el vendaje, el cual se retirará de forma progresiva. En el caso del SFP se corrige la desviación externa mediante una tira de tape que va desde el borde externo de la rótula hacia la cara interna de la rodilla ejerciendo una tracción hacia la zona medial. Efectos:

Mecánico: se consigue la corrección mecánica del segmento colocando la zona afectada en posición de acortamiento o de corrección, lográndose un efecto de analgesia.

Exteroceptivo: el vendaje va adherido directamente a la piel. Provoca analgesia, mejora la actividad neuromuscular, además previene recidivas, ya que aumenta de forma muy intensa la información de origen cutáneo cuando el sujeto realiza el mecanismo lesional.

Propioceptivo: la colocación del vendaje aumenta el tono muscular subyacente, situando en tensión los elementos musculares, capsulares ,etc. Se genera una especie de´ situación de alertaµ. Su efecto fisiológico es la mejor realización de actividad neuromuscular.

Efecto psicológico: proporciona seguridad al sujeto para la realización de actividades que le causen dolor que sin el vendaje no realizaría por miedo.Procedimiento:1.

El paciente debe estar sentado con la extremidad inferior estirada y el músculo cuádriceps relajado.2.

Debemos corregir los componentes alterados en el aparato rotuliano de manera individualizada.

Si existe desviación lateral de la rótula la trasladaremos hacia medial, iniciando la colocación del vendaje desde la cara lateral de la rótula en dirección hacia medial.

Si existe desviación lateral de la faceta rotuliana realizaremos la inclinación medial mediante elevación de la faceta externa, colocando la tira desde la zona media rotuliana, aplicando la tira adhesiva desde la mitad de la rótula.5.

Si el polo inferior rotuliano está rotado externamente la tira adhesiva se colocará en la zona distal de la rotula traccionando el polo inferior en dirección interna, rotaciónexterna.6.

Si existe volteo posterior la tira adhesiva se ancla primero en el polo proximal de la rótula y se corrige junto con el desplazamiento medial. El vendaje rotuliano de McConnell puede producir un alivio notable del dolor. La mejoría producida, con respecto a las molestias femoro rrotulianas, se debe a una disminución de la irritación mecánica del tejido peri rrotuliano más que a una corrección de la mala alineación de la rótula.